¿Bibliotecas para qué?

 

 

Por M. Javier Sánchez Contreras.

Bibliotecario Municipal de Almuñécar.

 

Hoy, 24 octubre,  se celebra en toda España el “Día Internacional de las Bibliotecas” y este día debería servirnos para reflexionar sobre el papel que juegan las bibliotecas en las sociedades abiertas.

Creo sinceramente que las bibliotecas son hoy más necesarias que nunca. En este mundo globalizado que ha creado tantas diferencias, las bibliotecas pueden hacer que las desigualdades se aminoren.

Siempre se ha dicho que las bibliotecas son ventanas al conocimiento, para hacer real ese conocimiento, necesitamos información. La herramienta de la que  disponían las bibliotecas tradicionalmente era el libro, pero ahora vivimos otra realidad, pues la información se actualiza continuamente y además se accede a ella por otros medios: INTERNET.

Hay veces que en nuestra biblioteca hay más usuarios utilizando los nuevos dispositivos tecnológicos (ordenadores, tabletas, móviles…) que el libro tradicional. Y cuando  pregunto que para qué utilizan internet la respuesta es “para buscar información actualizada”

Pero no son sólo los estudiantes quienes acuden a la biblioteca, también lo hacen gente para buscar empleo, cuando alguien se va de viaje vienen para sacar billetes (avión, tren, autobuses…), reservar hoteles…. Algunos, sobre todo en verano, montan una verdadera oficina en la biblioteca, y, aunque están de vacaciones, siguen con su actividad profesional Por este motivo necesitamos tener en las bibliotecas un nivel tecnológico adecuado que cumplan con las expectativas de los usuarios.

Pensamos que el ordenador e internet está en todos los hogares, pero no es así. Hay muchas familias que no tienen ordenador en sus casas ni conexión a internet. Todavía acuden a nuestra biblioteca algunos usuarios con un pequeño ordenador verde que subvencionó la Junta de Andalucía hace varios años. Y es aquí donde las bibliotecas juegan un papel primordial en la lucha contra la brecha digital.

Recuerdo los debates que teníamos los bibliotecarios allá por los años  noventa, cuando la opinión predominante era que internet iba a acabar con las bibliotecas. Afortunadamente esto no ha sido así, es más, me atrevería a decir que internet se ha convertido en un socio estratégico de las bibliotecas  para el acceso y difusión de la información.

Pero las bibliotecas también desarrollan  una función social. Reciben usuarios de edades y condiciones socioeconómicas diferentes y tienen que adaptarse a esta realidad. Tienen que plantearse cuáles son sus objetivos y creo que su principal objetivo es colaborar con otras instituciones para aumentar el nivel cultural de la localidad donde ésta se  inserta.

Las bibliotecas ya no son ese lugar silencioso donde la única actividad a desarrollar era el fomento lector, hoy desarrollan una pluralidad de actividades y se convierten en verdaderos centros irradiadores de cultura. Sin olvidarnos de la dinamización lectora. Organizamos exposiciones, certámenes literarios, conciertos musicales, clubes de lectura, recordamos efemérides, conferencias… con estas actividades la biblioteca se enriquece y cobra nuevo protagonismo. La biblioteca se convierte en un centro integrador. Ahora son un punto de encuentro y los propios usuarios se moderan para garantizar la convivencia

Las bibliotecas públicas son de una tremenda radicalidad democrática, porque  contribuyen a una sociedad más justa y solidaria, a una ciudadanía más formada y más informada, indispensable para una sociedad democrática. Son herramientas fundamentales para la educación permanente.

También son un instrumento eficaz en la lucha contra la exclusión social. En no pocas ocasiones, las bibliotecas públicas funcionan incluso como refugios para las personas que no tienen hogar pero sí la necesidad de pasar un rato en un sitio que les ofrezca un poco de lo que perdieron.

No sabemos qué pasará en el futuro, porque este es incierto, pero si las bibliotecas se han ido adaptando a los cambios, para ser útiles a los usuarios, no tenemos motivos para pensar que esto no va a seguir siendo así.  Entiendo que las bibliotecas seguirán  evolucionando, reinventándose  y transformándose, para encontrar la manera de cumplir con las funciones que les son propias y con las expectativas de los usuarios.

Desde hace catorce años el 24 de octubre se celebra en toda España el “Día Internacional de las Bibliotecas”. Esta fecha fue elegida para recordar la destrucción de la Biblioteca de Sarajevo, acaecida en 1992 durante el conflicto de los Balcanes y se conmemora en España gracias a la iniciativa que tuvo al respecto la Asociación de Amigos del Libro Infantil y Juvenil.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.