Jesús Costela Bolívar,  un artista de la fruta decorativa en Almuñécar

 

Está considerado como uno de los más  destacados  en la materia y sus trabajos reciben el reconocimiento del público. 

El arte de decorar frutas y verduras, por medio de tallar o recortar con herramientas su piel, dándoles forma y armonizando los colores, es de origen japonés  y se llama  “Mukimono”. En los últimos años es algo que destaca en los centros de mesa o buffet de casas, hoteles o restaurantes.

En Almuñécar contamos con uno de los “artistas” más destacados en este arte. Se trata del cocinero,  Jesús Costela Bolívar, empleado del hotel Almuñécar Playa,  que se ha convertido en un especialista en este arte. Sus trabajos son verdaderas obras de arte sobre la fruta.

Este maestro del Mukimono  se ha especializado en la decoración de centros de mesa para ceremonias de bodas, bautizos y comuniones, así como cumpleaños de pequeños “porque me encanta hacer dibujos animados para niños, ya que cuando ven su dibujo preferido tallado en una sandía se les pone una cara de asombro que no dan crédito. Tal incredulidad hace que exclamen  ¡es una sandia de verdad!!”, comenta Jesús Costela, mientras sigue rayando y plasmando en una sandía una de las imágenes más conocidas del mundo como es la Alhambra.

“Según el tono o el color que haya que dar a un dibujo dependerá el rayado del mismo, por eso las herramientas a utilizar para ello tienen que ser especiales para ello y muy finas”, explica mientras retoca inicia o plasma  la escritura del nombre de Granada sobre la corteza de la sandía y al pie de la Alhambra.

Jesús Costela Bolívar también le hacen encargos como: logos de empresas, escudos de fútbol, grupos musicales, imágenes de personas y personajes míticos, así cómo paisajes “intento hacer de todo ya que mi reto no termina aquí”, dice, dándonos todo tipo de ejemplos.

Además de la sandía, la papaya es otra fruta que se adapta bien pero la sandia es la que más aguanta y la que da mayor juego. Ten en cuenta que si solo se raya la corteza y no se perfora hace que aguante más tiempo, llegando, incluso a un mes.

Jesús Costela Bolívar, nacido en la localidad granadina de Tiena-Moclín y formado en la Escuela de Hostelería “Hurtado de Mendoza” de Granada, despertó su curiosidad e interés cuando trabajó  en el  “Hotel Meliá Sol y Nieve” de Sierra Nevada,  uno de sus primera destinos y donde había una  decoración de buffet. “Fue aquí cundo despertó en mi el interés por aprender y desarrollar cualidades en este terreno. Compré mi primer libro especializado en Mukimono, cuyo precio era bastante elevado pero aun así no me importo lo más mínimo. Cada vez que ojeaba la paginas de ese libro veía imposible llegar hacer cosas semejantes, ya que esas páginas estaban llenas de autenticas obras de arte”, manifiesta.

Sus trabajos ya comienzan a destacar en las redes sociales, convirtiéndose en el sector en un referente. Son verdaderas obras de arte que realiza en casa cuando le deja la atención de sus dos hijos.

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.