La Caravana de Educación Vial de Fundación Mapfre llega a Almuñécar

 

Desde este lunes y hasta viernes está situada en el parque acuático y está dirigida a  niños y niñas de 8 a 12 años

Almuñécar acoge esta semana la Caravana de Educación Vial de Fundación MAPFRE, una actividad educativa dirigida a niños de entre 8 y 12 años que repercute en toda la sociedad, ya que pretende sentar las bases para formar ciudadanos más seguros, responsables y respetuosos, según los promotores

Esta caravana, que se ubica en el parque acuático “Aquatropic” y  cuenta con la colaboración de la Policía Local sexitana, es una forma divertida de que los escolares aprendan a evitar las conductas de riesgo que anticipan los accidentes, reconocer los comportamientos correctos, y el significado y la importancia que tienen las señales de tráfico y las normas prevención. En definitiva, comprender la importancia que tiene una adecuada prevención para evitar accidentes.

Es un proyecto itinerante de educación que viaja cada año por diferentes ciudades de nuestro país. Durante 2016, recorrió 24 ciudades españolas y portuguesas con una participación de más de 23.000 escolares.

La caravana, que ya visitan los alumnos del CEIP San Miguel, invita al resto de  colegios de Almuñécar a participar en esta actividad como un elemento pedagógico para el desarrollo complementario de la actividad escolar, cuyo objetivo es acercar la educación vial y la prevención de accidentes a los centros.

Desarrollo y objetivos.

En las instalaciones de la caravana, un equipo de monitores especializados imparte las clases teóricas sobre conceptos básicos relacionados con la seguridad vial y la prevención. Posteriormente se realizan sesiones prácticas en un circuito de karts donde se aplica todo lo aprendido y tienen la posibilidad de encontrarse una gran variedad de situaciones a resolver como conductores y peatones.

Los principales objetivos de la caravana de educación vial son:

Iniciar a los participantes en el conocimiento y el respeto a la señalización de tráfico y a los demás usuarios de las vías.

Responsabilizar al escolar en su papel de conductor de bicicletas, mediante la utilización de karts en el circuito.

Tratar que los alumnos conozcan e interioricen comportamientos y actitudes cívicas en el entorno vial por medio de la enseñanza teórico-práctica de la seguridad vial.

Promover comportamientos y actitudes responsables y cívicas de los escolares en relación con el tráfico y la prevención de accidentes (incendios, ahogamientos, domésticos, etc.), aportando los conocimientos adecuados y ensayando en situaciones casi reales.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*