La alcaldesa de Almuñécar exige a Susana Díaz que deje sin efecto la orden que “fuerza” a los ayuntamientos a adelantar el dinero del Servicio de Ayuda a Domicilio

 

La primera edil sexitana, junto a otros alcaldes y diputados  populares,  pide que se consensúe una nueva norma con todas las corporaciones locales y con el propio colectivo que trabaja en la Ayuda a Domicilio

La alcaldesa de Almuñécar, Trinidad Herrera, y la concejal de Bienestar Social, María del Carmen Reinoso, junto a otros alcaldes populares de  Granada, han registrado en la delegación de la Junta en Granada, una petición dirigida a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, por la que le exigen que deje sin efecto la orden del 27 de junio de 2017 que regula el Servicio de Ayuda a Domicilio, por la que se “fuerza” a los ayuntamientos a adelantar el dinero para el pago de las nóminas de los trabajadores de este servicio, “mientras que la Junta, que es la administración que tiene las competencias, se quita el problema de encima y pone condiciones a los ayuntamientos para devolverles el dinero adelantado en esos sueldos”.

Además, los populares han presentado una iniciativa en el Parlamento de Andalucía y la Diputación Provincial, que también se llevará hasta los plenos de los ayuntamientos donde el PP tiene representación, instando a la Junta de Andalucía a dejar sin efecto de inmediato la orden de 28 de junio de 2017, por la que se modifica la orden de 15 de noviembre de 2007, por la que se regula el Servicio de Ayuda a Domicilio en la Comunidad Autónoma de Andalucía. Así, piden que se consensue una nueva con todas las corporaciones locales y con el propio colectivo que trabaja en la Ayuda a Domicilio.

La nueva orden que regula el Servicio de Ayuda a Domicilio entró en vigor el 1 de julio de 2017 y condiciona a los alcaldes andaluces a que adelanten con fondos económicos de sus respectivos ayuntamientos las nóminas de los trabajadores del servicio. Además, les hacen unas “exigencias administrativas sin precedentes” en el sentido de que deben justificar en el plazo de cinco días las horas que han desempeñado estos trabajadores para, cuando el Gobierno andaluz “decida y tenga a bien”, desembolse el dinero a los ayuntamientos.

“No podemos consentir que Susana Díaz ponga encima de la mesa una orden que modifica el convenio del pago de la Ayuda a Domicilio del año 2007, un convenio que la Junta venía incumpliendo de manera reiterada pero garantizaba el anticipo del dinero para los trabajadores de este servicio”, ha defendido la alcaldesa, Trinidad Herrera.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*